«El Mundo» duele.

elmundoduele.Nuria Gomar Mirallave. NGM Salud y Bienestar.
elmundoduele.Nuria Gomar Mirallave. NGM Salud y Bienestar.
«El Mundo» duele, entendido como… El inconsciente colectivo… que duele. La parte de realidad inconsciente manifestada duele.
 
No puedo hacer que no me duela, es más, quiero que me duela, porque significa que sigo siendo empática con la Humanidad, con sus luces y sus sombras, con sus extremos, sus duales, intentando siempre ese equilibrio infinito, que es el nuestro por dentro.
 
Ante la corrupción, el asesinato, la violación de los derechos humanos alrededor del Mundo.
 
¿¿¿Qué queda???
 
Siempre queda la libertad de elección, mientras se pueda.
 
La elección y la responsabilidad de contribuir -con todo lo que cada unx seamos capaces, desde nuestro Universo interno- a crear, en nuestro metro cuadrado, una humanidad diferente, un mundo mejor en nuestro entorno.
 
Y, sobre todo, -si no estamos todavía dentro del frasco de este veneno inconsciente e ignorante extendido por todas partes-, dar muchas gracias por la vida que tenemos, dar importancia a lo importante y dejarnos de quejas y dramas por esa vida que nuestro Ego inmaduro desea y no tiene, incapaz de mirar que la vida que está viviendo muchas personas la desearían en estos momentos.
 
Hincar las rodillas al suelo de una vez, sí, arrodillarnos ante la vida literalmente, dejar ese Ego a un lado, y bajar la cabeza al corazón, y caer en lágrimas, en solidaridad con los que tienen verdaderos dramas y motivos para derramarlas, agradeciendo cada minuto que todas nuestras necesidades y todos nuestros derechos están cubiertas y son respetados (en gran parte y si tenemos la suerte de estar en una parte del Mundo donde todavía esto siga siendo posible).
 
Dar la vuelta en los metros cuadrados que vamos ocupando durante nuestro día, empezando en nuestra casa, por cada una de las habitaciones, y agradecer cada rincón que nos acoge, cada alimento que comemos, cada vaso de agua que bebemos, cada prenda que tenemos en el armario, cada elemento que nos da calidad de vida, cada respiro que nos da el entorno en el que nos asomamos, cada persona que nos ofrece su mejor sonrisa y cada persona que ha trascendido sus sombras para mostrarlas de una forma saludable, equilibrada y beneficiosa, junto con su Luz, sin necesidad de invadir espacios de ningún Ser sintiente ni el nuestro.
 
Porque, para mí, seguimos en dualidad, pero es nuestra responsabilidad, de cada unx de nosotrxs, equilibrarla.
 
Y ya no sólo esto, sino de verdad, empezar a contribuir, en nuestros metros cuadrados de cada día, a que esto sea lo natural en nosotrxs, en lo humano y en la humanidad que ya Es y que ya Somos.
 
Buen día. 🙏🏻🌍❤

Deja un comentario